ELE K ASE, ENSEÑAS ESPAÑOL O K ASE

¡Olé!

El español está de moda, eso es algo innegable. Según los datos del Anuario 2012 del Instituto Cervantes, nuestra lengua es la segunda del mundo por número de hablantes (más de 495 millones) y la repercusión económica del español sigue aumentando tanto en España como en América.

Nuestros representantes en política exterior y educación ensalzan la labor del español en la difusión de la “Marca España” y en la prensa no paran de aparecer noticias sobre la falta de profesorado de enseñanza de español como lengua extranjera para cubrir la demanda actual. Con titulares como “Se busca profesor de español en China y Brasil: razón, el Instituto Cervantes” se falsea la realidad de una profesión que no recibe el respeto que se merece por parte de las instituciones que tanto se llenan la boca a la hora de alabar las bondades de nuestro idioma. El gobierno se contradice, ya que en los dos últimos años ha recortado tanto el número de plazas como el importe de los salarios de los Lectorados del MAEC-AECID, a la vez que ha disminuido el presupuesto del Instituto Cervantes en un 37%.

El eco del “boom” del español se puede observar en la multiplicación de los másteres de ELE, o “Másters del Universo ELE” como los llamó en su día Francisco Herrera, y en que prácticamente cada academia privada de enseñanza de lenguas ofrece sus propios cursos de formación de profesor de ELE. Las clases, tanto de másteres como de otro tipo de cursos (públicos y privados), se llenan de hispanohablantes animados por la crisis imperante en nuestro país y las falsas creencias (“ser nativo es suficiente para poder enseñar una lengua” o “en el extranjero se gana mucho dinero”). Luego vienen las consecuencias.

Mi bandeja de entrada no para recibir correos electrónicos de FORMESPA de compatriotas repartidos por el mundo pidiendo ayuda para dar su primera clase porque no han recibido la formación adecuada o porque se han ido al extranjero pensando que por el hecho de ser español ya estarían capacitados para ganarse la vida enseñando su lengua materna.

Enseñar una lengua no es algo baladí, y si no me creen desde aquí les animo a probarlo y a que me cuenten su experiencia.

Anuncios

2 comentarios

  1. Ay, Dani, cuánta razón llevas y cuánto tiempo llevamos diciendo lo mismo (por ejemplo, esto que escribí en 2007: http://mundosperifericos.wordpress.com/?s=ele+petroleo). Lo de los lectorados de este año es de traca (condiciones guillotinadas, plazas subvencionadas por Repsol, o en lugares que tanto necesitan la ayuda a desarrollo como Canada o Estados Unidos…). En fin.

  2. […] ya comenté en una entrada anterior, no es oro todo lo que reluce en el gremio de la enseñanza de español. Esta […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: