Mea culpa

15603780690_edb7bafd4e

Ha pasado un año y 7 meses desde la última entrada en este blog en desuso, pero es hora de contar cuatro cosas que tenía ganas de soltar desde hace tiempo. Esta entrada viene a colación de la sincera y cruda entrevista que Vanessa Ruiz le ha hecho a mi amada CruELE Débil en el blog de Continuum ELE sobre el mundo ELE. Lo de CrueELE fue un amor a primera vista, una pequeña trol del ELE necesaria en tiempos de precariedad e incertidumbre en nuestro sector. Su aparición en Twitter ha llenado un vacío que hasta ahora casi nadie se había atrevido a ocupar. No existe autocrítica en el profesorado de ELE salvo contadas excepciones:

Grupo Nodos ELE que ahora lleva en solitario Emilio Quintana.

¿Según convenio? No, gracias“, de Ricardo Torres.

Profesor de ELE por el mundo vuelve a casa (cómo, cuándo, por qué)” y “El trabajo zombi” de Isabel Leal.

Import/Export: aproximación crítica a los discursos sobre el español como recurso económico en el campo del español como lengua extranjera (ELE)” de Alberto Bruzos y Eduardo Méndez.

Un servidor como tantos otros llegó a la enseñanza de ELE por azar, por no saber qué hacer con su vida después de estudiar Traducción de Inglés/Francés. Llegué a través de cursos y máster en universidades, entidades de prestigio e Instituto Cervantes. Me dejé llevar por la marejada de jornadas de formación y los congresos y creí encontrar mi espacio entre un profesorado que era (y la mayoría lo son realmente) genial tanto fuera como dentro de las redes. Pasado el éxtasis, tras años de precariedad, uno se da cuenta del sector en el que se ha metido. Los profes acuden a los encuentros buscando soluciones a sus carencias formativas en materia lingüística. ¿Por qué? Porque en los cursos y en los másteres la formación lingüística es secundaria. Porque seguimos dejándonos llevar por explicaciones gramaticales falsas e incoherentes que lo que hacen es provocar confusión en nuestro alumnado (Ser es permanente vs estar es temporal, el uso de los marcadores temporales, etc.).

Por eso entono el mea culpa. Porque yo he bostezado y criticado ponencias sobre lingüística (pueden ser aburridas a veces, pero no deja de ser nuestra formación fundamental). Porque en mis inicios he usado manuales infumables al pie de la letra debido a que no tenía la formación suficiente en según que cuestiones de lengua. Porque no usaba nunca la L1 del hablante no me fuera a caer un rayo del cielo por hereje. Porque he usado los audios de los manuales cuando ni yo mismo era capaz de entender lo que decían. Y un largo etcétera.

A mí me abrió los ojos la lectura del artículo de Ruiz Campillo “Gramática cognitiva y ELE: entrevista a José Plácido Ruiz Campillo” que defiende el uso de la gramática implícita y el papel del profesor como dinamizador para lograr que las clases sean divertidas.

Hacen falta más CruELEs y más voces críticas. La autocrítica, el análisis de errores propios es la única forma de nuestra mejora como profesores y de que nuestro sector sea más digno y profesional.

 

Créditos de la imagen: CJS*64 I will be an intellect ! via photopin (license)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: